Facebook Twitter Google+
Oxfam Intermón
CUANDO LOS DERECHOS SE TUERCEN

CUANDO LOS DERECHOS SE TUERCEN
Desigualdad y derechos sociales

CONECTANDO MUNDOS 2018-2019.
CUANDO LOS DERECHOS SE TUERCEN.
Derechos universales para combatir la desigualdad.

La pobreza tiene origen en múltiples causas como el desempleo, los bajos salarios, la debilidad de las políticas públicas y la gran desigualdad. Hoy en día, a nivel mundial, el sistema económico imperante está al servicio del 1% de las personas más ricas del mundo, que acumulan más riqueza que todo el resto de la humanidad.

Esta desigualdad extrema que pone vidas en riesgo y que no permite vivir con dignidad a las personas, es inaceptable a la vez que evitable. Combatirla requiere voluntad política para repensar prioridades y promover una economía global más humana y más justa y equitativa que garantice una vida en buenas condiciones para todas las personas.


Los servicios públicos universales de calidad, son una herramienta poderosa en la lucha contra la desigualdad económica, para combatirla, proponemos 3 medidas concretas:

  • Sistemas fiscales justos y progresivos.
  • Prioridad para las políticas públicas.
  • Participación de la ciudadanía activa para construir un sistema democrático sólido y plural.

En la presente edición de Conectando mundos, nos planteamos los siguientes objetivos:

  1. Conocer y analizar de forma crítica, el sistema de derechos sociales en nuestro entorno y en otros, así como las situaciones de injusticia y falta de equidad en el acceso a los mismos
  2. Establecer causas y consecuencias de las situaciones de injusticia y falta de equidad desde diferentes ámbitos (socio-políticos-económicos-participación ciudadana)
  3. Rechazar las desigualdades e injusticias detectadas que se dan a nivel local y global garantizando un posicionamiento ético basado en la justicia y equidad social
  4. Fomentar acciones y conductas transformadoras, individuales y colectivas, que impliquen una mejora en el acceso y disfrute de los derechos sociales básicos

La desigualdad extrema es evitable.
Es una cuestión de prioridades y de voluntad política.



Más información y recursos sobre desigualdad y justicia fiscal